INICIO DEL CURSO 20-21 - SALUDO DEL DIRECTOR

Querida familia marista de Guadalajara:

Estrenamos el curso 2020-2021 en una situación excepcional. El brote de covid 19 surgido a mitad del curso pasado y con la categoría de pandemia ha marcado la cotidianidad de nuestras vidas y será un hecho que marcará la historia vital de varias generaciones. Recordamos a las familias que han perdido a sus seres queridos y aquellas otras que han vivido la enfermedad y que están viviendo momentos de especial dificultad.

Iniciamos el curso con incertidumbres en cuanto a la organización, al calendario, a los servicios, al desarrollo de las clases y actividades… con dudas sobre las medidas a aplicar en caso de nuevos brotes, con miedo ante los posibles contagios y ante la enfermedad. Esta situación nos hace vulnerables y necesitados de los demás, de sus cuidados, de su responsabilidad. También nosotros debemos ser para los demás, fuente de confianza y seguridad, sabiendo responder con generosidad y mirando por el bien común.

Contamos con la experiencia del curso pasado y podemos sentirnos orgullosos de la rápida y buena adaptación de los alumnos, las familias y el colegio. Durante el tiempo de verano hemos trabajado para garantizar en la medida de lo posible todo aquello que también hace de la escuela un lugar social y de aprendizaje vital por excelencia: en encuentro, la presencialidad, las relaciones. La dimensión emocional e interpersonal es siempre importante y más en esta situación en la que nos necesitamos y estamos construyendo una nueva forma de estar conectados.

Este comienzo de curso supondrá un aprendizaje para todos en la implantación de nuevas rutinas. Ganaremos si somos flexibles, comprensivos y solidarios con los demás miembros de la comunidad.

El curso 19-20 vino lleno de numerosos logros de nuestro proyecto educativo. Queremos seguir desarrollando nuestros proyectos de aprendizaje: cooperación, plurilingüismo, interioridad, convivencia, participación infantil y juvenil… Y también queremos seguir educando en el compromiso social, el cuidado del medio ambiente y el crecimiento en la fe. La nueva realidad que vivimos quizá sea un escenario óptimo para hacer realidad nuestra labor de educar personas críticas, fraternas, solidarias y que se reconocen hijas de Dios.

El lema educativo de este curso para todos los centros maristas de España es “Despierta”. Y es una llamada a estar atentos y vigilantes ante lo que ocurre a nuestro alrededor, especialmente en lo que se refiere al cuidado de nuestro mundo. El marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un reto para la vida de nuestras aulas y nuestro proyecto. ¿Despertamos?

Que Marcelino y María, la Buena madre, nos acompañen.
¡Feliz curso a todos!

Atentamente,
Carlos

Carlos Romera Valladares
Director General del Centro

 


 

Categorias: